13 jun. 2008

YAHOO LLEGA A UN ACUERDO CON GOOGLE POCO DESPUES DE RECHAZAR A MICROSOFT!!!



Minutos después de anunciar el final de las negociaciones de su venta a Microsoft, el buscador Yahoo ha anunciado un acuerdo publicitario con uno de sus principales competidores, el también motor de búsqueda Google. Según ha informado el buscador naranja en un comunicado, la posibilidad de desplegar publicidad de Google en su portal y en sus resultados de búsqueda podría reportarle unos 800 millones de dólares más de ingreso anual.
Al poco de concerse la decisión del fin de las negociaciones con Microsoft, las acciones de Yahoo cayeron un 23,52% en la bolsa. Una vez fue hecho el anuncio del acuerdo con Google, su valor se recuperó en un 24% en los tratos fuera de horas de mercado.
"Creo el acuerdo con Google nos proporciona una vía más rápida para revalorizarnos", ha explicado a los inversores de Yahoo su director general, Jerry Lang, en una conferencia telefónica. Lang ha hecho hincapié en no descartar ninguna posible fusión con nadie, incluído Microsoft . El ejecutivo considera que la empresa se está afianzando en su negocio.
También la presidenta de Yahoo!, Susan Decker, se ha dirigido a los accionistas para asegurarles que habían negociado un porcentaje competitivo de los ingresos de la publicidad que le deriven a Google, pero se negó a dar el porcentaje que Google les pagaría por derivarles tráfico. El trato no otorga exclusividad a Google en el suministro de anucios y tendrá una duración de diez años, divididos en un período de cuatro más otros dos de tres años renovables.
La noticia también ha levantado suspicacias entre las autoridades anticompetencia de EE UU. El presidente del subcomité antitrust del Senado, el sendor por Virginia Herbert Kohl, ha advertido que su organismo "examinará con lupa" la colaboración entre los buscadores, ya que éste "da pie a dudas importantes en materia de competencia". "Las consecuencias para consumidores y anuciantes pueden ser de amplio alcance y requieren un examen detallado. Tenemos intención de examinar las consecuencias para la privacidad y la competencia más adelante en este subcomité", ha explicado Kohl en un comunicado.
Las empresas han precisado que, si bien no necesitan el visto bueno de las autoridades reguladoras de EE.UU. para poner en marcha el acuerdo, han decidido retrasar hasta tres meses y medio su aplicación para dar tiempo al Departamento de Justicia a revisarlo.

¿¿DESCHAVETADA??



Ante unos 600 estudiantes, y a sabiendas de que la estaban filmando, la senadora Piedad Córdoba hizo lo que nadie se atrevería a hacer en este país: elogiar al colombiano más odiado e insultar al más popular. En un discurso con vibrato de plaza pública exaltó a 'Tirofijo' y, a renglón seguido, se le fue a la yugular al presidente Uribe, tildándolo de jefe del paramilitarismo. Un acto casi suicida en una sociedad donde la inmensa mayoría ve a 'Tirofijo' como la encarnación del mal y al presidente Uribe como un mesías.No es gratuito que Piedad sea hoy, dentro de la legalidad, el personaje público que más rechazo genera entre los colombianos. Para muchos, ya cruzó la raya. No sólo por la beligerancia verbal de su micrófono, sino por los correos electrónicos que intercambió con la cúpula de las Farc y que hoy la tienen en la picota pública.
A Piedad la han acusado públicamente de todo: traición a la patria, apología del delito, rebelión, sedición, etcétera. Muchos no entienden cómo algunos de los 'para-políticos' están en la cárcel por reunirse con jefes paramilitares, y la senadora Piedad Córdoba -que se reunió con un jefe de las Farc como Raúl Reyes- está pavoneándose por los auditorios echándole pétalos de rosa a la muerte de 'Tirofijo', cuando su sombra ha dejado una estela de sangre y sufrimiento que todavía baña gran parte del territorio.La respuesta es menos evidente de lo que parece. En primer lugar, es claro que sus salidas en público han sido desatinadas e irresponsables. Por ejemplo, cuando habló en un foro en México en marzo de 2007 pidiéndoles a los gobiernos latinoamericanos romper relaciones con Colombia, o cuando aplaudía a Chávez en un discurso en Nicaragua mientras se despachaba contra el país, o cuando hizo lobby contra el TLC en Washington, tildando a Uribe de paramilitar.Son actos que merecen ser condenados, que mancillan la dignidad nacional, y que, con razón, enfurecen a la mayoría de los colombianos. Pero sus opiniones no son un delito. Piedad, como todos los ciudadanos, es libre de pensar, opinar y decir lo que quiera. Y, con la investidura de congresista, no pierde ese derecho. Si ella quiere seguir insultando al Presidente, criticando el establecimiento, elogiando a Chávez o coqueteando ideológicamente con las Farc, podrá seguir haciéndolo sin que por ello le tengan que dictar orden de captura. Porque en el derecho a la libertad de expresión y opinión radica uno de los pilares fundamentales de la democracia. Y más aun si esa opinión no le agrada a la mayoría. Que Piedad vocifere aleluyas a la guerrilla o diga cosas que muchos no quieren oír no la convierte en una delincuente, sino en una disidente. Más enredada es su situación con los correos electrónicos, cuyos alcances hay que dividirlos en tres paquetes. El primero es el de los mensajes amistosos. En este paquete, que son la mayoría, hay muchos correos cuyo tono es muy familiar con las Farc y donde se palpa una clara empatía con el ideario revolucionario de la guerrilla. Por ejemplo, en una carta del 27 de octubre, ella le dice a Reyes que "yo soy PATRIA O MUERTE - VENCEREMOS (la frase de combate que utiliza las Farc)".
Aunque su lectura pueda irritar, hay que entender estos mensajes en su contexto. Piedad había sido nombrada por el gobierno mediadora para el intercambio humanitario y es apenas lógico que, para granjearse la confianza de las Farc, tenga que utilizar un lenguaje amistoso y complaciente. Nadie que quiera entrar a mediar algo con las Farc puede entrar pateando la puerta. Desde esa óptica táctica para la negociación, se puede entender su 'entrega epistolar' a la causa revolucionaria. Como también se entiende su reunión con Raúl Reyes en la selva. Era la mediadora oficial para liberar a los secuestrados y estaba autorizaba por el gobierno. En esa circunstancia, clara y conocida, es perfectamente natural que haya reuniones con la cúpula de las Farc. Cosa muy distinta a las reuniones clandestinas de los políticos con los jefes paramilitares donde pactaron acuerdos que los beneficiaron electoralmente. Por eso están en la cárcel.